Lirios

Otra de mis entradas antiguas. Es de las que más me gusta también porque habla de que no debemos dejar ir las oportunidades.
Ojalá les guste.

Luthierzebeth, exploradora de sueños

Un nuevo ciclo se abre. Una vida comienza, alejada de las aguas turbias. Nuevos páramos de agua cristalina están a punto de llegar. Se mezclan ideas. Se pierden enfoques.

Se vuelven a retomar, y la pluma arranca y se pone a rasgar el papel con toda la velocidad que posee.

Nacen precipitadamente del instrumento creador ríos cargados de lirios, desplegados del lago superior donde habían nacido y crecido. Son sueños desprendidos del lugar fijo donde fueron formados, y ahora se deslizan a gran velocidad con la corriente del agua que les tocó por azar. Algunos se toparán con piedras, algunos serán devorados por los peces, algunos permanecerán varados en las orillas del río porque iban demasiado lento. Otros se rompen con la rapidez de la corriente, debido a que la velocidad y el roce las destroza antes de llegar al mar.

De todas esas ideas y sueños sueltos en lirios…

Ver la entrada original 121 palabras más

Anuncios

El eco de los vecinos

Anoche, una serenata con mariachis y toda la cosa, a eso de la media noche. 

Hoy: va a dar la misma hora (es jueves) y se escucha la música de “Paquita la del barrio“, “José José“, “Espinoza Paz” (y otros melancólicos del estilo) tan fuerte que juraría que la borrachera es en mi patio.

El eco de vivir en una avenida amplia sube hasta mi departamento y se clava en las ventanas, martilleando constantemente. 

Escuchar “Tres veces te engañé” hoy, mientras que ayer no soltaban las canciones de amor.

Variedad de vecinos tengo, y es una ironía que la fortuna de algunos se convierta, al día siguiente, en la desgracia de otros. 

 

Cerca

Cerca hay alguien susurrando tu nombre y pensando en ti.

Cerca, aunque tal vez lejos, alguien te quiere, y mucho, pero tal vez ni siquiera has tomado atención a ello.

Tal vez no lo veas porque tienes tus ojos en otro lado

en otras personas, 

en otras cosas.

Pero es verdad. Hay alguien tras bambalinas

en algún rincón del mundo que a ti te es indiferente,

que se muere por estar junto a ti.

Imagen

 

Esperar

Le dije “vuelvo en un momento” y no volví sino hasta tres meses después. 

¿Por qué iba a regresar antes si no me sentía lista para volver y enfrentarle con fuerza?

Detesto vivir en la hipocresía, y por eso fue que preferí esperar.

Muchas veces el tiempo es el que termina aclarando todo. Pone las piezas en el lugar que les corresponde y sólo tenemos que soportar esa transición para seguir. 

Tres meses pudo haber sido mucho para unos y poco para otros, pero fue el tiempo exacto que yo requería para sanar, y para tratar de levantar la poca amistad que me quedaba con esa persona. 

Lágrima blanca

Reblogueo una entrada del año pasado por su particular belleza. La escribí mientras miraba la luna, en completa oscuridad.
Creo que por ello siento que carga tanta magia, tanto misterio…

Luthierzebeth, exploradora de sueños

Ciudad de México, a 29 de octubre del año 2012

Me sobrecogió la sorpresa al haber hallado esta noche, sin planearlo, la vista perfecta de una deidad ancestral.
El contacto con la luna llena a finales de un octubre impredecible, me llena de dicha.
¿Por qué ahora? ¿Por qué justo en este momento?

La descubrí grande, intensamente brillante, y completa, como pocas veces puede llegar a disfrutarse. La luna se encontraba más cerca de mi esa noche de lo que había podido estar en mucho tiempo. Tan hermosa, tan celestial.
La encontré primero recubierta de una suave tela. Después, poco a poco, la luna se deshizo de su brumosa vestimenta, y se me presentó clara y desnuda, justo al momento exacto para retratar su fina silueta, brillante.
La contemplé, extasiada. Contemplé el amanecer negro con una luna blanca por diosa, la forma en la que se acompaña y a la…

Ver la entrada original 103 palabras más