Ven…

Ven, ven,vamos, mi bien,

que el camino es largo,

y muchas las pruebas 

que la vida nos ha de presentar.

Más, la existencia también 

me trajo algo por lo cual

vale la pena vivir:

nosotros.
Vamos, mi bien,

que el camino es largo

y muchas las pruebas.

Lista de lecturas para el resto del año 

¡Hola! Espero que estén muy bien. Ya estamos a mediados del segundo mes de este 2017. Sigo sintiendo que el tiempo corre con demasiada rapidez y que me voy quedando atrás. Entre la terrible gripa que me dio estos días, los viajes, las reuniones familiares y mil cosas más, se me van llenando los días sin poder sentarme a publicar. Afortunadamente la oleada ha disminuido un poco, y heme aquí, con lo prometido desde enero.  

Enumero a continuación la lista de libros fija de la que iré haciendo comentarios y, en caso de que tenga el tiempo y la disposición, reseñas en mi otro blog. Digo “fija” porque, como les comenté en mi publicación pasada, siempre hay libros que se atraviesan y nos piden su atención aunque tengamos otras lecturas pendientes. Por lo general, suelo atender su llamado, así que se irá enriqueciendo la lista poco a poco. 

Fahrenheit 451, de Ray Bradbury 

El árbol de las brujas, de Ray Bradbury también

Meridiano de sangre, de Cormac McCarthy

Pedro Páramo, de Juan Rulfo

El hombre que confundió a su mujer con un sombrero, de Oliver Sacks

Las enseñanzas de Don Juan, de Carlos Castaneda

Una realidad aparte, de Carlos Castaneda

Viaje a Ixtlán, de Carlos Castaneda

Relatos de poder, de Carlos Castaneda

El segundo anillo de poder, de Carlos Castaneda

El don del águila, de Carlos Castaneda

El fuego interno, de Carlos Castaneda

El conocimiento silencioso, de Carlos Castaneda

El arte de ensoñar, de Carlos Castaneda

El lado activo del infinito, de Carlos Castaneda

Lolita, de Vladimir Navokov

Alicia en el país de las maravillas, de Lewis Carroll

Adiós a Dylan, de Alejandro Carrillo

El juego de Ender, de Orson Scott Card

La sombra de Ender, de Orson Scott Card
Sí, lo sé. Pareciera que tengo una obsesión con leer a Castaneda. La cosa es que ando sobre su obra porque estoy tomando un curso impartido por Ricardo Bernal en el que estamos comentando el estilo narrativo de este autor, y es esencial tener conocimiento de estos libros antes de cada una de las clases. Como no los había leído antes, esta es la oportunidad que se me presentó para conocerlos a fondo. 

Hasta ahora este es el panorama. Estoy segura de que irán aumentando, así que volveré a poner la lista en futuras publicaciones, esta vez haciendo una separación entre los que ya he leído y los que me faltan por leer. 

Hoy, 15 de febrero de 2017, he leído los primeros siete libros de esta lista y estoy comenzando “Viaje a Ixtlán”. 

¿Qué hay de ustedes? ¿Qué planes de lectura tienen para este año? 

Enero de decisiones

Este mes, el primero del 2017, ha estado plagado de actividades que me han impedido sentarme de lleno a soltar las palabras frente a mí. Sin embargo, he dado muchas vueltas a los proyectos que quisiera traer aquí además de las acostumbradas anécdotas o poesías. Me aventuraré a adicionar algo que llevo mucho deseando hacer:

Un reto de lectura anual

Ya que paso gran parte de mi tiempo leyendo, sentí que era momento de poner sobre la mesa algo que tuviera que ver con este tema, e ir documentando mis esfuerzos al respecto en este blog. Al terminar cada libro, haré una reseña literaria en mi otro blog letrasdetania.blogspot.mx , que es el más formal y al que le quedarían mejor las puras reseñas. Este, como siempre ha sido un lugar de esparcimiento para reflexiones de todo tipo, es el que se permitirá contener todo el proceso y progreso de las lecturas.

Dado que soy de naturaleza inestable, estoy segura de que no lograré atenerme al pie de la letra a la lista, y por ello la trazo tan corta. Estoy segura que entre uno y otro, aparecerán otros títulos de los cuales también estaré gustosa de hablar, haciendo el reto mucho más completo, complejo, e impredecible.

La lista de libros saldrá en estos días.

¿Alguno que me quieran sugerir?

Fuente de la imagen 

 

Anhelo

Miro brillar las estrellas a lo lejos,cargadas de recuerdos de un colorido pasado,

cargado de gente bonita.

¡No puedo evitarlo!
Me preguntan qué será lo que haré ahora,

cuando todo es incierto y se mueve a una velocidad intensa.
“¡No lo sé!”, respondo, “Extraño y anhelo tanto aquellas cordiales y divertidas amistades que se han esfumado

con el pasar del tiempo”.

La gran pregunta es:

¿Qué haré con estos sentimientos ahora que todo lo demás ha desaparecido vertiginosamente?
Sólo me quedan los recuerdos, y las estrellas, y la noche. 

Me queda la nostalgia, y lo bello que habrá de venir. 

Alevosía infausta

Ahí van otra vez.

El niño, un primogénito, dedicándose a empujar, jalar, evidentemente con el afán de causar molestias.

La hermanita, varios años menor, lloriqueando, suplicando que la deje en paz, una y otra vez.

¿Cuántas veces he visto, y escuchado esto mismo en los últimos tiempos?

¿Cuántas, en la misma pareja de hermanos?

Incontables.

No sé de dónde viene ese comportamiento. Tal vez la escuela (lo más obvio), y el primogénito vuelve a casa con necesidad de desquitarse con alguien menor en vida y experiencia.

Los “por qués” y los “por favor” quedan de lado cuando hay tantas lágrimas desesperadas a la vista, de manera tan latente, tan intensa, y que él sea capaz de percibir lo que causa y lo único que le cause sea una sonrisa satisfecha.

Me dieron ganas de llorar en silencio, de coraje. En lugar de eso, actué.

Espero que haya servido de algo…

day_296_by_erinbird-d5idn0l
Fuente de la imagen: Click aquí

Constancia en camino al objetivo

Constancia, constancia.

La constancia es un elemento muy importante para poder seguir, para cultivar, para crecer, para avanzar.

Constancia entre amigos, ese intercambio de palabras de vez en cuando que hacen que no podamos dejar atrás lo especiales que son o el papel tan importante que fungen en nuestras vidas.

El compromiso, la constancia, la estabilidad, son cosas que muy pocos pueden dominar por un muy largo rato. ¿La razón? Esperamos cambios y dinamismo y colores nuevos y brillantes a cada instante.

A veces estamos tan concentrados esperando cosas nuevas, notas nuevas, notificaciones en redes, nuevos chismes, nueva música, nueva gente, nuevo todo, que nos olvidamos de lo puramente esencial: necesitamos crear un halo de constancia en nuestras vidas que nos brinde tranquilidad y nos permita enfocarnos de manera constante en diversos elementos que son necesarios para la vida entera.

Sea una lectura, una relación, una amistad, un empleo, una exploración, un conjunto dinámico de ejercicios para generarnos buena salud, o incluso una buena maniobra de emergencia para mejorar la actitud para esquivar la mala vibra de gente nefasta que se nos atraviesa a diario, y hacer más caso a aquellos que nos brindan pedazos de su luz y calor y sonrisas llenas de anhelo y de esos sentimientos que nos dicen “me siento bien” y “debo seguir sin prestar atención a lo que no importa”. Es interesante, es bello, y es un pináculo muy especial en la carrera de la vida de cualquier persona si se logran superar esta suerte de obstáculos emocionales y mentales que presenta nuestro propio cerebro deseoso de novedades, esa que con la práctica, nos permite inaugurar una pequeña sección que sugiere “yo puedo seguir con esto”, “yo puedo lograré esto a largo plazo, si dejo de distraerme”.

excelentes-tips-para-no-perder-la-concentracic3b3n
Fuente de la imagen: http://www.mundoxtreme.com/blog/excelentes-tips-para-perder-la-concentracion.html

 

Mi twitter: @EamisLoss