Decisiones con helado de frambuesa

Vienen carreras largas, retos interesantes, pasos difíciles.  

Viene un camino recto, cuya clave está en la resistencia y en la constancia. 

Vienen palabras, lecturas, y rodeos inimaginables.

Y sin embargo,  sin saber la tonalidad exacta de ellos, la emoción al imaginarlos los vuelve hermosos.  

Por ahora este ligero receso: una reflexión bloguera breve, un helado de frambuesa para agarrar vuelo…¡y a seguir! 

Anuncios

El esfuerzo en favor de la adopción.  El proyecto de “La tienda de los gatos”

En la Ciudad de México existe un local dedicado enteramente a los gatos. Muchos felinos son abandonados y esta tienda es una de las encargadas de dar promoción para el cuidado y mantenimiento de muchos de ellos y así ayudarles a encontrar un hogar. 
El domingo pasado fui a ver cómo era este lugar. Me pareció hermoso y lleno de curiosidades. Un lugar armado para todo amante de los gatos.

¡Puedes encontrar de todo! Desde juguetes, jabones, cajas o comida para tus gatos, como accesorios y ropa para que puedas vestir tú. Muchas personas elaboran aretes o curiosidades con esta temática y las donan a la tienda, para que con las ganancias pueda seguir manteniendo a los felinos que dependen de ella. 

Además, hay gatitos dentro de la tienda a los que puedes conocer, y darles hogar si cumples con los requisitos. Y, si no tienes espacio en casa, puedes contribuir comprando alguno de sus productos o dando difusión al portal a tus conocidos para que más gente esté consciente de estos proyectos que buscan dar cabida y dignidad a estos pequeños. A fin de cuentas y como he dicho alguna vez en otro de mis posts sobre gatos, una vida es una vida, y como tal es merecedora de cuidados, comida, y un hogar lleno de amor. 

¿Interesados? Aquí les dejo el enlace de la página de facebook con la dirección y muchas fotografías más: La Tienda de los Gatos 

En la cima

Una muestra de los productos
Momento de juego

La siesta

Fraternizando con una pequeñita

Megaofrenda Unam 2015

El viernes 30 de octubre a las 3:30 aprox, me formé para entrar a la mega ofrenda de la UNAM, que este año se llevó a cabo en el Estadio Olímpico Universitario. La fila avanzó rápido y pudimos entrar con fluidez, a pesar de que aún a temprana hora se veía bastante gente. 

Este año las ofrendas fueron en su mayoría dedicadas a José María Morelos y Pavón, y hubo un despliegue artístico muy interesante. Por todos lados veía cosas que tardaron horas en ser elaboradas y montadas. 

  
   
Octubre y noviembre son mis meses favoritos del año por toda esa carga que tienen, casi mágica. El aroma de flores, pan de muerto y chocolate caliente;  el detalle y color de las decoraciones de cada una de las representaciones artísticas destinadas a celebrar a la muerte. 

   
   
Es hermoso contemplar estos trabajos. Es del tipo de cosas que me fascinan porque cada escuela, facultad o institución participante encuentran la manera de materializar ese culto, esa belleza que representa honrar a nuestros muertos.

Si he de elegir alguna que haya sido “mi favorita” me atengo a lo más tradicional: 


Esta ofrenda fue puesta por los estudiantes becados que provienen de comunidades indígenas. Tuve oportunidad de platicar con uno de ellos ese día porque escuchó mis comentarios al respecto de su ofrenda y se acercó. Me explicó que él venía de la zona de la mixteca baja, en el estado de Oaxaca, y que puso en la ofrenda cosas que eran tradicionales de los altares de muertos en su tierra. Sus compañeros hicieron lo mismo, y dio como resultado una ofrenda riquísima, con el arco de flores y llena de mandarinas, piloncillo, tlayudas, sombreros de paja, mezcal, además de un sinfín de otras delicias con las cuales, seguramente, los  muertos se han de haber dado un buen banquete.

 
Espero que el siguiente año pueda ser partícipe de más eventos de flores, banquetes y catrinas. Son magníficos e incomparables los de un año con los del anterior o el siguiente. 

Bien se dice que en México nos reímos y celebramos a la muerte. Pero, a la vez, se le rinde un culto devotísimo en honor de todos aquellos que ya no están. Es una de las tradiciones que más venero: el gozo de dar un saludo a los que nos visitan del otro mundo una vez por año.

Meduseando

Medusa, ayer me hechizaste con tu hipnotizante palpitar.

Te elevas, como si flotaras, y te mezclas

y te mueves entre tus hermanas de estanque.

Eres vida que late en cada ondular marino,

de esos que se balancean

entre aquella salvaje y caprichosa naturaleza,

entre suavidad y punzada,

entre lo puntiagudo de tus aguijones

y lo algodonosos que pueden parecer tus movimientos.

Especies por miles. Variaciones en tamaño, forma, y minucioso detalle.

Suavidad de nube como base; curiosidad que se combina

con tentáculos que parecen de seda y encaje.

¡Lates cual corazón, belleza viva!

¡Te atraigo hoy a mis letras, para que vivas siempre a través de ellas!

DSC_1148
Medusas jóvenes. Fotografía tomada en el Acuario Inbursa, Ciudad de México.
Fotografía tomada en el Acuario Inbursa, en la Ciudad de México.
Fotografía de una medusa invertida, tomada en el Acuario Inbursa, Ciudad de México.

Conociendo un Congreso sobre el Libro

Tres palabras: ¡Semana de congreso!
Escribo desde una cómoda butaca dentro del auditorio del Instituto de Investigaciones Bibliográficas de la UNAM, esperando a que comience el evento.
Haría falta (o tal vez no, pero no importa) mencionar que he esperado varios meses para asistir a este evento, desde que me inscribí el pasado mes de junio. Son este tipo de acontecimientos los encargados de enriquecer de la forma más bella el conocimiento en el área de estudio específico del Libro.

Para mi es muy bonito lo que habré de ver hoy: conferencias sobre “Misceláneas manuscritas novohispanas”, Juan José Eguiara y Egúren, Modelos caligráficos de la colección Porfirio Díaz y La Historia General de Sahagún no son poca cosa.

Espero poder sacarle el mayor provecho a este evento, y seguir aprendiendo mucho mas de lo que me gusta con el tiempo. La determinación la cargo en la piel diario. Sólo hacía falta agregarle un giro para hacerla ebullir con emoción.

IMG_2427.JPG

Las culturas amigas y yo. Año 2014.

Hoy fui al centro, a la “Feria de las culturas amigas” que este año se realizó en el Zócalo capitalino.

Me sentí como aquella vez que escribí acerca de la ida al museo Dolores Olmedo. Es el último fin de semana de esta exposición y había mucha gente. A pesar de haber llegado temprano, el tumulto era fastuoso. Oleajes de gente haciendo filas para probar la gastronomía egipcia, las artesanías rusas, la música cubana, los ropajes alegres anaranjados de los Países bajos, el arte de

Quisiera haber tenido oportunidad de apreciar todo lo que la exposición ofrecía, pero no fue posible dado que las carpas que le dan a los países son pequeñas y la cantidad de gente que se acerca es demasiada. En años anteriores, este evento se hacía en Paseo de la Reforma, y había más espacio para caminar. Aquí, en el Zócalo, siento que no hay buena circulación de la gente y el espacio concedido es pequeño. Simplemente no cubre la demanda. Ojalá les dieran más espacio en cada puesto, para explicar cosas, para poder sentarse a descansar un poco. En fin…¡más espacio! Lo decían los expositores, lo decían los visitantes, y lo decía una amiga con la que me topé de sorpresa nadando entre la gente. 

Ojalá las opiniones sean escuchadas y el próximo año esté mejor coordinado.

Mientras tanto, ¿qué hubo para mi este día? Aproveché para probar una pizca de esta exposición. Un agua de cacao de Nicaragua, una pequeña acuarela rusa, una libretita serbia a la que agregaban en la primera página tu nombre escrito en cirílico, y por último, un pequeño par de aretes que adquirí en el stand de Haití. Había mucho más por ver, saborear y conocer, pero simplemente no había lugar para apreciaciones detenidas. 

Para mi fortuna, este evento es anual. El próximo año daré más de una vuelta por cada lugar para conocer sus sabores, y animarme, si el dinero en el futuro me lo permite, a visitar la fuente del país (o países) que más fascinen mis ojos, mi mente y mi imaginación. 

Les dejo la página de facebook del evento por si gustan ver las fotografías que ha subido la gente dentro del evento.

https://www.facebook.com/pages/Feria-de-las-Culturas-Amigas-Comunidad-Oficial/479808888761676?fref=ts

Colección AGN – Bóveda con bandera

IMG_0321

Vista lateral de la bandera

IMG_0324

Vista frontal, para una mejor comparación del tamaño de ella con las personas del interior de la Galería 4

Dejo este par de fotos como entrega final para la pequeña colección que hice del Archivo General de la Nación.

Para concluir, a grandes rasgos puedo decir que México es un país muy peculiar. Como todas las naciones de este mundo, siento que tiene sus matices claros y oscuros. 

Este edificio también los contiene, dada su historia. Es grato saber que se le está dando un uso productivo y vivaz, que de alguna forma contribuye al conocimiento de nuestras raíces. 

¿Qué les parecieron las fotos? ¿Qué les pareció la colección? ¿Les gustaron las fotos tanto como a mi?

Quisiera saber su opinión 🙂