Lejos de ti: día cinco

Caminaba por ahí, pensando en todo y nada, y te vi a lo lejos.

No sabré describir exactamente lo que sentí, porque estaba más concentrada en desaparecer. Pero eso sí: sentía que iba a morir si acaso te hubieras dado cuenta de mi presencia y te hubieras acercado a saludar. 

Tuve la fortuna de que eso no hubiera sucedido.

Por fuera fue un día exitoso. Aunque, por dentro, mis pensamientos eran una retorcida tormenta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s