Lejos de ti: día tres y cuatro

Día 3 

De vuelta en casa, todos los temas que fluían con facilidad entre amigos ahora se alentan, atorados un poco en el fango mental que suelen traer los silencios prolongados.

A veces suele venir a la mente el preciso tema que trataba de soportar, pero de la mano de ansiedad, de la duda, o de la imaginación.

Curiosa es, la imaginación. A veces puede hacernos creer y caer en cosas que no tendrían ningún sentido fuera de ella.

 

 

Día 4

Me inundé de trabajo. Es pesado, y, extrañamente, eso me ha parecido bueno en estos días. Ha sido una rutina de mente ocupada, y cuerpo ocupado.

Hoy fue uno de esos días en los que sólo se llega al al hogar para comer algo y caer sobre cualquier superficie suave que proporcione la promesa de un buen descanso.

Es agradable este agotamiento. Saca de mi mente todo lo que tiene que ver contigo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s