Evaporándome

Esta noche me desgarro la piel para salir a soñar.
Me vuelvo niebla rojiza, esencia vaporosa que se escurre por las rendijas de las ventanas

y vuela guiada por los vientos del norte.
Pero, para llegar a ver todas y cada una de esas aventuras,

tengo que desgarrarme la piel.

Es necesario salir de este contenedor, para poder encontrar nuevos parajes.

Debo liberarme de las dudas, de la imperfección, del juicio ajeno, del recuerdo amargo que viene a mi cada que pienso en esas amistades que se han esfumado. Debo dejarlo todo, apoyarme en lo poco que queda y seguir.

Por ello, debo salir.

Debo despejar esta habitación llena de recuerdos que me pesan y atrapan, y saltar y salir.

Para salir, debo dejar ir. Para dejar ir, debo enterrar en este cuerpo todo aquello que no me quiero llevar más lejos.

Debo volverme esencia, debo volver a lo vital y sólo así podré recuperarme, entera, nuevamente.

Le he perdido el miedo al dolor. Ya no temo fallar, pues nada más queda si no me tengo a mí.

IMG_2836.PNG

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s