Lean lo que les de la gana leer, pero lean. 

Sea Shakespeare o no. Sea Stephen King o no. 

Sólo lean. 

Lean y disfruten de un buen rato soñando en otro lugar, en otro mundo, en otra historia diferente a la que tienen en su vida.

Lean. Lean mucho y sean felices experimentando otros panoramas.

Lean y encuentren cada día, un poco más de sentido a nuestra existencia.

Lean. Sólo lean, y déjense llevar por la imaginación.

   

 

Anuncios

Pizca sobre la escritura

Sigo leyendo “It”. A veces por el trabajo no tengo mucho tiempo, pero como la historia ya me tiene picada, busco el tiempo con esmero. 

En lo personal, me gusta mucho la forma en la que la historia te va adentrando en la vida y circunstancias de cada uno de los personajes, sin dejar de sentir en todo momento el estilo personal de Stephen King.

Hace más real todo porque experimentas junto con los personajes las frustraciones, las alegrías, las tristezas, los miedos…

Es lo que, como escritores, siempre debemos procurar hacer: Transmitir mensajes, pensamientos, emociones, e ideas.

De no hacerlo, escribir pierde mucho de su sentido.



Leyendo “Eso” de S. King 

Inauguró una nueva sección a la que llamaré “Nadando entre lecturas“. Tal vez ya andaba flotando entre mis escritos, pero siempre se había mantenido de una forma apagada, casi discreta. Hoy la dejo susurrar con libertad. 

Aportaré a ella frases o citas de libros que estén pasando por mis manos, junto con una reflexión de lo que pasó por mi mente cuando me detuve a saborearla. 

Ya había comenzado a compartir esta cita en particular desde mi cuenta de tumblr, pero la comparto también aquí junto con mi pequeño comentario posterior porque , simplemente, vale la pena. 



No me felicites en el #DíaDeLaMujer

Aquí, alzando un poco la voz, por todas aquellas mujeres que “ni siquiera saben que merecen ser oídas”.
Memorable cita. Este día es excelente para incitar a la reflexión.

palabrasaflordepiel

Foto tomada de @UrbanVicArt Foto tomada de @UrbanVicArt

“Ni sumisa ni devota. Te quiero linda, libre y loca” es la consigna que que proponen hoy organizaciones de mujeres y que hago mía, añadiéndole un “Me”: “Ni sumisa ni devota. Me/Te quiero linda, libre y loca”. Porque si este día no sirve para alzar la voz contra la discriminación y a favor de la equidad, no sé para qué demonios es.

Lo dije en este mismo espacio hace tiempo y lo repito: “Como mujer y como madre de una mujer propongo que usemos este 8 de marzo no para palmadas en el hombro ni felicitaciones huecas, sino para alzar la voz por las que no hablan o no son escuchadas, por las que ni siquiera saben que merecen ser oídas”.

Da click aquí para ir a la entrada “Para qué sirve el Día Internacional de la Mujer”

Ver la entrada original

Entre las aguas de un “Mar Negro” 

Este libro titulado “Mar Negro” y cuyo autor es Bernardo Esquinca, fue presentado el día 21 de febrero de este año en la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería. 

Primer cosa que debo admitir antes de comenzar: No lo conocía. Ni a él, ni a su obra, ni a la editorial Almadía, encargada de publicarlo. Sólo soy una neófita curiosa que nunca pierde oportunidad de avanzar. En este caso en particular sólo seguí junto con el amigo que me acompañaba, el camino de libros desde donde se encontraba el stand de la editorial hasta la presentación de su libro, atraídos por lo que habíamos leído ya en la contraportada de “Toda la sangre” y nuestra eterna devoción a la literatura de terror. Terminando la presentación, compré “Mar Negro” y después de haber solicitado la dedicatoria al autor, me llevé el volumen a casa para explorar su textura, sus páginas, su portada, y todas aquellas cosas que ya me habían llamado la atención por las temáticas que se habían mencionado.

Cuento a cuento, fui recorriendo por primera vez el pensamiento y el estilo de este autor mexicano. Conocí sus letras, sus miedos, su fuerte tendencia a finales abiertos que estimulan a la imaginación y sus fobias, proyectadas de manera directa cada historia. Cabellos, patas de bichos, el sonido del crujido de haber pisado alguno, los amarres y sus consecuencias negativas, las muñecas poseídas, el punto de vista de un zombi en plena matanza de 1968, la figura del vampiro rearmado de aquellos pedazos que ha dejado el abuso de imagen de una criatura de leyenda por mera moda… en fin, una breve y muy refrescante ola de miedo a la mexicana que me cayó bastante bien mentalmente. Disfruté y exploré un ápice más de esta inmensa cantidad de letras que andan por ahí, esperando ser descubiertas y recorridas. Ojalá se le diera más difusión. Ojalá este post contribuya a que nuevos lectores se aventuren entre sus páginas.

¿Lo recomiendo? Sí. Siento que hay mucho talento ya publicado en México, pero la publicidad y el nivel de conocimiento que se le da a la lectura en este país no es ni una cuarta parte de lo que en otros. He visto fuera de las editoriales reconocidas muchas obras que prometen, y que no conocemos porque siempre se le da atención a los mismos autores. Debemos aceptar que hay miles de obras que valen la pena además de los grandes o de los que nos hacen creer que son grandes sólo porque venden mucho (el tan famoso Best Seller), y por ello creo que los escritores actuales de calidad también necesitan espacio y oportunidad para ser conocidos a mucho mayor nivel.

Bueno, eso pienso yo. 

Mi cuento favorito dentro de esta pequeña colección es “Sueña conmigo”, que trata de un coleccionista de muñecas embrujadas o poseídas a quien de repente le llega una adición anónima a su colección llamada Greta, que, aunque perturbadora como las demás, cuenta con algo adicional que le inquieta mucho…

¿Lo leerías?