Suspensiva

Llevo muchos días sin escribir por aquí, y eso siempre me deja con una sensación mental de insatisfacción. Ha de ser porque realmente me he acostumbrado a redactar mi pensar y sentir a través de este florido blog. Y compartir esas palabras con ustedes, mis queridos lectores.
Supongo que esta situación se debe a que tengo demasiadas cosas en la cabeza, a diferencia de lo típico (no tener inspiración, o no tener nada que escribir). Siento los pensamientos en abundancia como abejas, zumbando constantemente a mi alrededor, sin darme tiempo para un respiro, ni para poder analizar cada situación con la correcta atención que merece.
Y es que sé que se acercan tiempos difíciles. Si ya habían comenzado, desde anoche han intensificado su actividad.

Espero poder tener siempre el tiempo de hacer a un lado esas dificultades para volver siempre al bálsamo que representa para mi el venir y sentarme a escribir aunque sea un párrafo amargo. Una frase o una simple idea pueden apaciguar poco a poco esas heridas vivas que de repente aparecen sin avisar en mi mente.

Ansío poder llenar este vacío poco a poco, para pasar sobre él y continuar con todo aquello que ya tengo planteado para todo el año.

Por lo pronto (y sin perder la sonrisa) envío un abrazo, un agradecimiento por estar ahí, leyendo de vez en cuando las cosas que escribo, y muy buenas vibras. 🙂
Les dejo la página de facebook del blog por si gustan estar al tanto de otras cosas que suelo compartir más seguido por ese medio.
https://www.facebook.com/BlogdeLuth

IMG_3992

Anuncios

Y sí…

Algún día no muy lejano…

Pensamientos complejos

Y sí un día dejas de recibir mis mensajes,

Y sí una mañana desaparezco de tu vida,

Y sí de pronto no sabes nada más de mí,

Y sí me vuelvo lo que siempre deseaste, un fantasma,

Y sí me decido a bloquearte, a erradicar tu memoria,

Y sí no vuelves a recibir esos poemas, esas líneas apasionadas que brotaban del alma,

No temas porque me encontrarás en mejores brazos que los tuyos que no supieron apreciar lo que tenían, estaré besando otros labios más sabios, adentrándome en otros ojos más sinceros, enredándome en otro cuerpo con la seguridad que estará junto a mí cada despertar, desbordando sensaciones poco familiares, amando a alguien que encontró en mí lo que tú despreciaste con tanta seguridad.

PatMb

2015I18

Ver la entrada original

A mi Patria

Patria, tú que volabas con esas alas inmensas por parajes de belleza natural,
entre tu grata cultura y tu rica tradición histórica.
Patria, tú que representabas la libertad y la “independencia”,
ahora permaneces en un rincón oscuro,
secuestrada por alevosos ladrones, por egoístas
y torturadores aprovechados que sólo piensan en robar al pueblo,
y no les importa que el país se caiga en pedazos al hacerlo.

Puedo verte, Patria mía.
La corrupción te está gangrenando la piel.
Toneladas de impunidad se extienden como cadenas
a tu alrededor, inmovilizándote para volar, caminar, o incluso respirar.

La injusticia que te envenena, te mantiene, a su vez, cautiva,
sin importarle tu dolor, ni tus llantos, ni tu desesperación.

Patria subyugada,
Patria maltratada,
tú, que cada día estás más encadenada
y orillada a un vacío por aquellos que creen poseerte,
por favor, resiste, que hay mucha gente luchando por ti.
Resiste, que poco a poco iremos soltando tus cadenas,
hasta que puedas volar de nuevo, en total libertad.

2015/01/img_3983.jpg
Fuente de la imagen: http://frozen-winter-prince.deviantart.com/
Artista: Guillermo Meraz
Contacto: https://www.facebook.com/guillermomerazfashionillustration

Sueño del 16 de enero de 2015

Soñé que iba a visitarlo y que entrábamos a un lugar en el que veríamos películas toda la noche. Películas de miedo, recostada a su lado.
Había una cama, y luz, en un pequeño departamento en un piso muy alto y rodeado por grandes ventanas. Recuerdo que le dije que debería poner cortinas porque si no, todos los vecinos veían lo que hacía diario, y él me aseguró que no era así. “Además”, dijo, “si pongo cortinas me perderé el hermoso amanecer que se puede contemplar desde aquí. Si tienes suerte y te mantienes despierta, tú también lo podrás ver.”

Nos acostamos con botanas y bebidas, acurrucados entre cobertores por el frío que hacía. Prendimos la TV y disfruté una de tantas películas abrazada a él. El aroma de su cuello y la situación en sí me sedujeron bastante, pero no duraron más.

Desperté con una sonrisa melancólica en los labios, sintiendo todavía ese deseo palpitante de uno de sus besos, añorando que aquello fuera real, aunque fuera sólo un minuto más.

2015/01/img_3970.jpg

Escribo…

Escribo cuando te deseo aquí y no te tengo.
Cuando te añoro.
Cuando tengo ganas de profesarte una palabra,
un afecto que se me figura infinito dentro del arcón
de este profundo sentimiento.
Incluso cuando creo odiarte,
cuando creo que lo mejor es alejamiento
y olvido,
yo te escribo, en afán de siempre recordarte.

2015/01/img_3878.jpg