De amor y café

¡Delicia de palabras para comenzar la semana!
Y también ahora mismo voy a servirme un café para quitarme el antojo.

Automatismos Diarios

Hace frío, sin embargo, el café aún está humeante, me reconforta (sentidos abiertos). Es principio de otoño, las hojas comienzan a ceder al viento descendiendo crujientemente (alboradas de recuerdos). Me desperté como todas las mañanas mirando a tu cara, apreciando tus ojos y cerrando tus párpados (olivos de mi vida). Mientras hablabas (perlas sobre carmín) fuíste cediendo al cansancio, dormiste sin despedirte (belleza soñante); te amé en silencio, al escucharte, mientras te fuíste relajando (paciencia relajante). Tomo la taza y su calor me recordó a tus brazos (sensualidad reconfortante), me sumí de nuevo en ellos. Acerco el espresso a mis cara, el vapor me abraza induciéndome a recordar tu aroma, olí la delicada fragancia de tu sutil cuerpo (rosas frescas). Un sorbo candente y tu sabor volvió a mi boca (miel de vida), lo disfruté como lo hice toda mi mañana en…

Ver la entrada original 138 palabras más

Anuncios

Un comentario en “De amor y café

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s