No te aBurras. ¡Lee!

Cuando era niña, mamá compró para mi hermana y para mi unos pósters en una feria de libro infantil y juvenil que se sigue haciendo en el Centro Nacional de las Artes. Los hizo la editorial Trillas y me encantaba verlos.
De la observancia diaria de esos carteles que se me hacían tan divertidos además de coloridos (este y el de una ballena que tenía un libro bajo el brazo y que no pude localizar), y de los audiocuentos que mamá siempre me procuró, floreció mi gusto por la lectura. Fueron raíces ideales para el desarrollo de esta hermosa pasión por la cultura y el arte que cargaré hasta el final de mis días.
Apenas que volví a ver la imagen por mera casualidad, me llego a la mente el recuerdo, y corrí de pronto a compartirlo.
Conclusión: Lean. Lean y transmitan esa pasión a todos los que puedan, sean niños o adultos. Porque sólo así se exploran miles de mundos, y descubrimos las bases y guías de la humanidad que tenemos dentro y que a veces los sistemas quieren extinguir.
¡Nunca dejen de leer!

20140726-122714-44834220.jpg

Anuncios

Escalones empedrados

Sé que te encontraré,
tal vez, al final de esa escalera.
He recorrido mundos,
pizcas coloridas dentro de pozos ocultos,
universos que trascienden
por aquellos sonidos suaves,
como las olas del mar.
Ahora que me detengo,
me siento de repente guiada
por un soplo de esperanza:
guardo en el alma esa añoranza
que me atrae, poco a poco,
hacia aquí. Hacia tu pista.
Por eso estoy aquí, y asciendo, lentamente,
la piedra tallada a mis pies.

Por eso creo que lo sé. Sí. Hoy lo sé.
Sé que te encontraré
al final de esa escalera.
Porque así lo habías planeado.
Porque así, tal vez,
el destino lo había pactado.

IMG_3279.JPG

De la mente a la realidad

Algunas pesadillas no terminan al abrir los ojos…
Al igual que algunos sueños, las cosas a veces no sorprenden con el ápice de detalles que saltan a la realidad desde lo que nuestra mente imaginó, hasta lo que se encuentra proyectado de frente.
Pesadillas y sueños se baten en esta vida. Creo que nosotros decidimos a cuales dar mayor importancia.

IMG_3270.PNG

Gozar con los cinco sentidos

Encontré esta bella cita en un divertido libro de nombre “Chucho el ninfo” escrito en Barcelona por un hombre que se autodenominaba Facundo, allá por el año de 1871. Niños de 1909 lo usaban como lectura escolar, por su estilo ligero y divertido.

Leyendo este ejemplar dentro de el tiempo libre que surge, me encontré con este mensaje peculiar que habla del goce con los cinco sentidos, y me dejó con esa pregunta: ¿qué tanto gozamos con los cinco sentidos hoy en día?
¿Qué cosas hacemos hoy en día para percibir y alcanzar el deleite de los cinco sentidos?
Lo dejo para su reflexión.

IMG_3261-0.JPG