El parpadeo del domingo

¡Espero hayan tenido todos un bello domingo!

Carlos S. Bouma

Hay domingos que se para el tiempo. Y al atardecer el horizonte se desnivela y verticaliza en una suave pendiente hacia arriba.

Domingos que me pongo a leer. Pero sólo llego a entender las entre líneas del maquillaje de ayer, que estará ahora gastándose en tus ojos. Qué bonita estabas ayer, alejada del mundo. Incluso de los que te rodean bien cerca.

Ya quisiéramos que todo estuviese equilibrado, lo que queremos y lo que no, o quizás no, y tenga más mérito ser un equilibrista entre tantas cuerdas de espanto y desilusiones que se esfuman en un segundo, dando igual que estuvieran bien dentro de tu alma.

Así de turbio puede que sea todo, y el domingo fuera una metáfora de ello, un día tan quieto y que no puede parar de moverse, como un epiléptico en coma.

Una línea que tiende al infinito y se acota, y se desgasta…

Ver la entrada original 16 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s