En la niebla del lenguaje

Estaba sentada descansando a las afueras de mi lugar de trabajo con la otra exploradora de libros con la que comparto descubrimientos. Comíamos unos bien ganados alimentos y nos rodeó un grupo de turistas hablando un idioma extraño que me fue imposible identificar. Buscaban una sombra en la cual refugiarse del calor y no les importó en absoluto sentarse junto (y alrededor de) nosotras sin dejar de hablar.

¡Fue tan genial!

Ha de parecerse a cuando estás en medio de una nube de niebla y no puedes ver nada, sólo que el sentido que se nubla, en este caso en específico, es la capacidad de entendimiento del lenguaje.

Nos miramos divertidas mientras terminábamos de comer, sin dejar de escuchar el alegre parloteo de los turistas a nuestro alrededor. El tono en el que hablaban era muy entusiasta, y creo que eso es lo mundial en lo que concierne a la transmisión del lenguaje: las emociones que transmitimos con el tono de nuestra voz. 

Un poco más tarde, al vislumbrar a la guía que los llevaba, me acerqué a preguntarle de dónde venían y le expresé honestamente mi curiosidad. Para mi sorpresa, el grupo de turistas venía directamente desde Turquía. ¡Menuda sorpresa!

Espero volver a entrar pronto en una niebla así. Siempre se pueden llegar a percibir cosas que muchas veces sin darnos cuenta, solemos dejar pasar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s