Ciclo de poesía de Bonifaz 7

El manto y la corona

17

¿Qué dicha extraña, nunca vista, nunca

pensada, de tan grande,

ocupará las horas de este día?

 

Mientras vienes, escribo;

me preparo, escribiendo, a recibirte.

Cuanto más tiempo tardas, es más ávido

el acto de esperarte, y más heridos,

más impacientes, los momentos.

 

Yo no sé qué belleza

alumbras, cuando llegas, en las cosas

usuales, vistas, despreciadas.

 

Siempre en torno a ti, cuando apareces,

se aglomera una simple

belleza, una belleza que dormía

en los objetos mismos, aguardándote.

Eso me da esperanzas:

quizá dentro de mí también existe

una llama dormida, una hermosura

desordenada que hallará sentido

con la señal más breve de tu mano.

 

Qué poblada de dicha

debes estar, pues así la derramas.

Si no hay nada que toques en que algo

no surja destellando gozo,

queriendo hacerse tuyo, meciéndote.

Abre mi corazón sus puertas

para que pases sin llamar. Ahora

cierro los ojos y pido que llegues.

Que llegues para siempre y me acompañes.

 

1465407_1418753631713771_483826645_n

Anuncios

2 comentarios en “Ciclo de poesía de Bonifaz 7

    • Tienes mucha razón. Cuando uno pasó o pasa por esa situación incluso se transporta a la idea de disfrutar la emoción de la espera, y de la futura llegada, a través de las letras.
      ¡Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s