“Doctor Sueño”, el regreso del “Resplandor” de Stephen King

Recién compré a mediados de febrero este libro en la Feria del Libro del Palacio de Minería, en la Ciudad de México. Lo comencé hace tres semanas. Cinco días después, lo había terminado. Stephen King es un autor que se caracteriza por su trato con el lector y por la forma en la que siempre termina arrinconándote en un esquina con sus letras, con cada narrativa oscura, con cada susurro inesperadamente esperado. Es un autor que ha extendido su fama de la literatura al cine y a la televisión, como uno de los grandes maestros del terror de este tiempo, y es un título ganado con esfuerzo y dedicación muy característicos suyos. Libros como “Cementerio de mascotas”, “Cujo”, “Christine”, “Carrie”, entre muchos otros, reconocidos a su nombre por salirse de las páginas y entrar a la pantalla (y de ahí a nuestras pesadillas). El libro “Doctor Sueño” vino a mi como una obra inesperada dado que no suelo frecuentar muchas noticias literarias y atrapo lo que llega a mi (que de por sí es bastante). Me dio mucho gusto poder disfrutarlo antes de que se volviera una idea demasiado antigua en cuanto a mi lectura del” Resplandor”. Debo aclarar que no ahondaré demasiado en la trama del libro dado que no quiero caer en el spoiler, y porque considero que realmente este es el tipo de libros que valen la pena de pies a cabeza; de portada a contraportada. Lo vale, y se los dice una ávida lectora.

Danny Torrance, ahora convertido en Dan, hecho todo un hombre, anda vagando de ciudad en ciudad viviendo al día, sumergido en el vicio que hizo caer a su padre en aquella pesadilla del hotel Overlook. Llega casi por casualidad a un pueblo de nombre Frazier, donde encuentra un lugar más estable con un empleo en un asilo de ancianos, y la ayuda de nuevos amigos para alejarse del alcohol. Pronto comienza a recibir mensajes lejanos a través de su resplandor apaciguado, de una niña de nombre Abra, con la que comparte el don y que a la vez le pide su ayuda: una banda de seres extraños andan en la búsqueda de la energía que ese resplandor les puede proporcionar, y no se detendrán hasta atraparla. Dan deberá apresurarse para que este nuevo mal no devore a Abra como lo hizo con muchos otros niños que poseían el mismo don que ellos.

Cuando se piensa en secuelas de libros o incluso de películas (no sé a ustedes pero a mi me pasa) siempre tendemos a pensar que serán malas, o que perderán el estilo de la primer obra, o que, de plano, el autor se sacará de la manga cuestiones que nada tenían que ver con la primera parte. En fin, un montón de cosas. Pero, para mi sorpresa y orgullo, este autor no me falló. Stephen King volvió a hacerme entrar en esa pesadilla que yo creía terminada. Elementos como el hecho de encontrarnos de frente con los fantasmas fuera del Overlook, y notar que no se irán a menos Danny aprenda un nuevo arte dentro de su “habilidad resplandeciente”, y la transición alumno-maestro que hace Dan al darse cuenta de que ahora es él el encargado de pulir la habilidad de una niña que posee un resplandor mucho más fuerte que él para que no sea atrapada. De todos los elementos que contiene el libro, estos últimos son los que más me llamaron la atención. la foto

Lo recomiendo ampliamente

 

Anuncios

Un comentario en ““Doctor Sueño”, el regreso del “Resplandor” de Stephen King

  1. Pues he leído bastantes críticas negativas. Aunque es posible, al igual que ocurre con las películas, que suelen colgarle la cruz antes de verlas, y así ya van condicionados.

    En cualquier caso, tampoco he leído el resplandor, así que me anotaré las dos para un futuro. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s