Prejuicios

No juzguen sin conocer.

Nómadas.

Los prejuicios limitan, cierran, crean barreras y cercas a tu conocimiento.

Sin ningún tipo de base,  juzgamos algo desconocido como bueno o malo, ¿Qué sabemos realmente? ¿Qué conocemos? ¿Leímos, estudiamos el tema? ¿Opinamos como tontos? ¿No sería mejor callar y escuchar?

Quizás nos llegó algo de oídas, un tercero nos contó algo de sobre cuarto.

O creemos a ciencia cierta nuestras propias percepciones.

Nos decimos: jamás leeré un libro de marxismo, jodidos comunistas; nunca tendré trato con un católico, estúpido; la economía es para los tontos; la filosofía es demasiado complicada; para finalmente quedarnos en el sofá (como siempre) con varias cervezas entre las manos, y la cabeza tan vacía como antes.

No hay nada que me enriquezca más que escuchar a los que tienen opiniones y saberes distintos a los míos.

Analiza tus prejuicios, no seas como el burro con anteojeras que solo ve la zanahoria justo delante de…

Ver la entrada original 22 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s