Pueblo de la murmuración

No se vale quejarse si no van a actuar contra lo que no les gusta. Así de simple.

Nómadas.

Quejas, quejas y más quejas. Excusas.

No paramos de quejarnos, ¿hacemos algo para actuar?¿Hacemos algo para cambiar la situación? Si no podemos cambiar la situación ¿cambiamos la percepción?

¿De qué te sirve, amigo, tanta basura en tu mente? ¿Cuál es la utilidad de perder tanto tiempo, tanta energía en hablar sobre lo mal que está todo?

Si no haces nada, no mueves un solo dedo, sea pereza, miedo o comodidad, crees que tienes el más mínimo derecho a la queja. Te digo que no.

No paramos de justificarnos, de buscar excusas: no lo hice por esto, lo hice por lo otro… si tomas una decisión se valiente, no te justifiques, no te excuses;  al mal hecho pecho, como dice el refrán castellano. ¿Acaso los demás van a cambiar su opinión por nuestras inútiles justificaciones? No solo sabemos que no hacemos lo correcto, o que hacemos lo incorrecto, o que no…

Ver la entrada original 24 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s