Culto guadalupano = culto decibélico

Realmente coincido en que el culto es decibélico. De donde yo estuve los tronidos de los cohetes y pirotecnia se mezclaron con una peregrinación de 18 microbuses que iban adornados de globos y tocando las bocinas a todo lo que daban.

palabrasaflordepiel

Screen shot 2013-12-12 at 8.39.43 AM

Hoy, Día de la Virgen de Guadalupe, hordas de creyentes saturan la Basílica ídem en la capital mexicana. Se les ve esperanzados, abrazando imágenes de la Morena del Tepeyac, que llevarán de vuelta a casa como amuleto invaluable. Llegados de rodillas, sangrantes y con la espalda lacerada en señal de máxima piedad, juran que la Virgen ahora sí les cumplirá el milagro. Quienes no creemos nos unimos a fuerza a la celebración desde las primeras horas del día, cuando miles de cohetes estallan para felicitarla. No hay forma de ignorar que llegó el día-de-la-virgen porque el culto guadalupano es decibélico: a mayor tronido, más devoción.

Inducidos a la fe por siglos, seguidores de la tradición, adoctrinados por los medios, víctimas gozosas del merchandising que los lleva a comprar rosarios, pulseras, dijes y estampitas, los fieles inundan hoy la Basílica guadalupana, uno de los dos puntos neurálgicos del Distrito Federal, según…

Ver la entrada original 38 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s