La muñeca

Antes de hablar un poco sobre un miedo que desarrollé de niña, me gustaría que vieran y escucharan atentamente el siguiente video. Ha de ser, muy probablemente, la razón por la cual ese miedo existe.

http://www.youtube.com/watch?v=EWmntgicZJM

Cada que escuchaba el inicio de este cuento, se me erizaba la piel. No podía ser capaz de pensar en otra cosa que en la larga fila de muñecas con las que solía jugar de niña.
Hoy en día no puedo oír este cuento de noche. Hay algo en sus palabras, sobre todo en aquella frase “un día, sin explicarme el motivo, sentí mucho miedo.” ¿Cuántas veces no nos ha pasado eso exactamente? Que algo no nos da miedo hasta que nos ponemos a pensar en ello detenidamente.
Por eso tenía miedo. Porque comencé a pensar en ello, a paladear la idea de que realmente las muñecas se levantaban en la noche y, si no las maltratabas, se dedicaban a mirarte con sus sonrisas tiesas, con esas miradas plásticas, inmóviles, vacías.

Menudo miedo me dio el día que fuimos a visitar a unos parientes a Michoacán, por aquella época. Nos alojaron en una habitación muy amplia, en una casa de madera, lo usual dado el frío que hace en esa zona del país. En la ventana que daba a la calle, subida sobre un armario, había una enorme muñeca de porcelana. La luz entraba desde un farol de afuera y la iluminaba de una forma…que no me iba a permitir dormir en toda la noche si seguía en ese lugar. Además (para acabarla de amolar) la muñeca se sostenía en pie por sí misma. Era demasiado para mi. De no ser por mi madre, que acudió a mi rescate quitándola de mi vista y escondiéndola quién sabe dónde, yo habría tenido las peores pesadillas conscientes de mi vida.

Simplemente creo que no son lo mío, aunque son un gran tema de escritura y conversación.

1248834042964_f

Anuncios

3 comentarios en “La muñeca

  1. pues he de decir que si hubo algo que me dio miedo…
    …asi como lo describes tú!
    imaginate caminar solo por el bosque, casi al caer la tarde. Ir cuesta arriba y lo unico que se escucha es tu respiración agitada por que te falta oxigeno ( a mas de 2600 metros de altura) y el crujir de las ramas cuando caminas. Y que de pronto se escuche otro crujir mas arriba, como a 100 metros sobre la ladera…
    …no sabes que es!!
    “será un animal o será gente…?” pensé!
    y sin darme cuenta me dio miedo, me paralicé… me quede inmovil como por 10 minutos, solo moviendo los ojos buscando de donde venia el ruido y agudizando el oido hasta estar seguro de que no lo eschaba mas.

    Cuando recobre la compostura simplemente me movi y fui a terminar lo que tenia que hacer cruzar las 15 hectareas del terreno de mi abuela y cerrar la tranca y regresar por el mismo lugar, mientras mi papá me esperaba al pie del cerro.

    Creo que realmente el miedo no es a la muñeca, ni a los cuentos…
    …creo que el miedo aparece cuando hay algo desconocido que sabemos que es, ni como actuar ante ello.

    • Wow. Me encantó plantearme esa idea. Tienes razón, el miedo a lo desconocido es siempre lo que ha dominado al ser humano. Sólo que conforme avanza la imaginación y la época esos miedos se transforman en cosas definidas, como el caso de la muñeca jaja.

  2. Los miedos solo pueden superarse si los cuentas al momento, de lo contrario pueden acompñarte varios años como es tu caso con las muñecas. Es bueno abrir estos comentarios porque pueden ayudar a otras personas a nefrentar esos miedos. FELICIDADES.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s