Escanea

Escanea. Escanea. No quiero dejar de escuchar el ritmo del escáner detrás de mi.

Tal vez así deje de escuchar las voces que me susurran inclemencias, suaves herejías,

Tal vez así deje de sentir que saltar por la ventana puede ser la solución.

Otra hoja más, el escáner no se detiene. Apilo los papeles, tal vez esté por terminar.

Y si termino… ¿Qué será de estas manos cargadas de energía y miedo?

Se detiene. Por instantes el sonido del vacío me abruma.

Los susurros vuelven por instantes. Los susurros dan vueltas a mi alrededor, exigiéndome que camine en muchas direcciones al mismo tiempo. Gritándome si dejo que el vacío se prolongue.

Por eso no lo dejo moverse. Por eso el sonido del escáner me salva de ello.

¿Qué será de mi cuando termine esta tarea?

¿Qué será de esas voces cuando se den cuenta de que tendrán libre albedrío apenas me aleje del sonido del escáner?

¿Me salvará el sonido de estas teclas que toco apresuradamente para no tener que escuchar quien se esconde detrás de mi?

Escanea. Escanea. No pienses en ello. No pienses en nada. Sólo hazlo. 

Imagen

Anuncios

Un comentario en “Escanea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s