Historias de señoritas: una cita

Volvieron las caminatas por la playa , las puestas de sol y los baños marinos que, como por arte de una maldición, dejaron de hacerle magia en la piel. Y Virginia recordó que en la vida las cosas pasan sin quedarse. Los hombres mueren o se van, la piel se enfría y lo único que permanece es la constante presencia de uno mismo. Su vida continuó como siempre.

Rosana Curiel Defossé, “Historias de señoritas“.

Este libro ha llamado especialmente mi atención por ideas como la que acabo de citar Aprender a aceptar los cambios es algo que nadie enseña en ningún lugar. Simplemente llegan, a veces más rápido de lo que pensamos, y nos toman por sorpresa.

Espero escribir una reseña de este libro pronto. Estén al pendiente.

Anuncios

Un comentario en “Historias de señoritas: una cita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s