Baudelaire y los tejados. Anécdota escondida en un libro viejo


tejado parís

Se cuenta que Baudelaire se hallaba un día bajo la presión de negras miserias. Acuciado como nunca por las acongojantes exigencias de sus tóxicos y de su “Venus de ébano”, agobiado por cruentos dolores físicos, pudo a duras penas alzarse del lecho de su buhardilla para contemplar el ventano que le mostraba grisáceo y desagradable enjambre de tejados parisienses. Logró luego arrastrarse hasta aquél y cubrió con mala tela la mitad inferior. Así -se dijo- no veré más que el cielo”. A poco olvidaba sus quebrantos.

Eduardo A. Dughera, “Del cuadro al libro”.

Muy buena lectura, la de este libro que me encontré por casualidad en una librería de viejo de esta ciudad. Me costó tan poco dinero que a veces siento que el vendedor no conocía el valor de las palabras que contenía.

Lleno de pensamientos al respecto de la teoría literaria y acompañándolos de anécdotas, este libro es un deleite breve que me gusta repetir una vez cada poco tiempo. Es un estímulo para el espíritu.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s