Inseguridad

Me llena de furia la injusticia, las cosas malas que suceden en el mundo y sintiéndolas desde tan cerca hacen que me hierva la sangre. Estoy cansada de tener que ver a diario a la gente sufriendo por tratar procurarse una mejor vida, haciendo pequeños y grandes sacrificios para alcanzarla, y que en un breve instante todo ese trabajo arduo pueda ser arrancado de las manos del esfuerzo con un arma y veinte segundos de gritos estridentes. Es injusto, debe de haber una manera en la que esto pueda cambiar, pero, por desgracia, es algo tan cotidiano que lo hemos asimilado casi completamente en nuestra vida.
Estoy cansada de ver tantas cosas horribles a mi alrededor, tanto dolor plantado por la inseguridad de esta ciudad, que muy hipócritamente se hace llamar “segura”. ¿A eso le llaman seguridad? ¿A ver los asaltos en el transporte público o privado como algo normal, algo que sucede todos los días y decirnos a nosotros mismos “cuando te toca te toca”? ¿A pensar en escapar del país porque a tu esposa, la mujer que elegiste para casarte y criar una familia, la mataron en aras de “asaltar la casa”? ¿Se le llama seguridad al hecho de tener miedo una vez que el sol se ha ocultado y vivir en un toque de queda sin nombre? ¿Se le llama seguridad a tener miedo de estar dentro de tu propio hogar y temer que alguien lo allane si te descuidas un instante al entrar o salir de él?

¿A esto se le llama estar seguro? ¿Al hecho de tener miedo de disfrutar de una noche de baile o cena porque en cualquier momento podría entrar gente de “influencia peligrosa” al lugar y que todo termine en secuestro y tal vez asesinato? ¿Al sistema de justicia tan burocrático y tedioso que hay en este país y que lo alarga todo por meses y años? ¿Al hecho de tener que soportar acusaciones falsas cuando eras tú el que, en aras de hacer justicia, presentas una denuncia?

¿En qué nos estamos convirtiendo?
¿Alguien ha notado que hemos pasado de seres humanos, que tienen todo por vivir, a unos ratóncillos asustados que sólo son felices al ser guiados en caminos implantados por alguien más, y que viven con miedo cada día de sus vidas? ¿Realmente a eso debe quedar reducida nuestra existencia?

Esta mujer que me conforma se lo pregunta, y se lo preguntará una y mil veces, hasta que se le acaben las palabras. Hasta que sea capaz de apreciar, tal vez, el indicio de un cambio a su alrededor.

20130918-011006.jpg

Anuncios

10 comentarios en “Inseguridad

  1. Y??? Al final cada palabra de este texto las sabemos todos, una queja mas, vaya sorpresa, siguen sin entender que quejarse y pasar por dolidos de nada sirve, recién tuvimos el ejemplo más grande, corrieron a los maestros del SNTE de la plaza pública más grande del país, el Zócalo de la capital, acto que de entrada y sin justificar a nadie, solo ayudo a desplazar un alto porcentaje de gente que no tiene la menor idea de que hace, sin embargo la idea de quejarse suena bien no crees? Para ellos era buena, sin embargo se noto lo poco que merecen ser los encargados de impartir clase a los niños por dos sencillas razones, en primer lugar la máxima falta de sentido común, segundo y mas importante la completa falta de capacidad para proponer, dígase, nula creatividad, menos innovación y mucha menos capacidad de emprender, todo esto reflejado en un cato retrograda como son las marchas que se llevan a cabo y mas la forma en que suceden…

    Lo que hace falta no es quejarse, es entender de que se queja uno y proponer algo nuevo, darse cuenta que tenemos hoy día mucha mas tecnología en el bolsillo de la que siquiera imaginaban hace 20 años y mejores medios para comunicar absolutamente todo, sin embargo siguen atados a la única forma de expresarse que conocen y que tiene siglos de existir… Quejarse, el método mas fácil de pretender hacer algo, siempre apoyado de la auto compasión, “me llena de furia”, “en que nos estamos convirtiendo” mejor pregúntate que puedes hacer y deja de alimentar a gente que quizá con menor criterio pueda creer que esto es lo correcto, si vas a decir algo enseña, sugiere y educa, pues si vas a tomar voz en un medio comunicativo esa es la tarea, no ser “un grillero mas”

    • ¡Hola!
      Mira, estoy consciente de la gran cantidad de problemas sociales y/o económicos que azotan al país, me mantengo consciente e informada, al igual que trato de informar a los que me rodean, pero queda en otros medios para hacerlo. Ahora bien, entiendo tu punto de vista al respecto y me parece muy acertado, pues siempre ante una problemática se deben presentar soluciones viables para combatirla y no dejarla, como dices, en un montón de quejas. Sin embargo, yo estoy siendo testigo de un montón de cosas en cuestión de tan poco tiempo que tengo el deseo de narrar y de compartir estos sentimientos, y no por eso son menos válidos. Hay muchos, muchos problemas en la ciudad, en el país y en el mundo, y yo sólo abarqué una ínfima parte de ellos en aras de que hago manifiesto mi enojo y tristeza al respecto de esta situación en específico.
      ¿Qué nos queda hacer a nosotros cuando hemos perdido seres queridos a través de esta situación? ¿Qué puedo hacer yo cada que me entero de un ultraje de esos cotidianos de los que hablé? Créeme que hay cosas para las que hay soluciones y por ellas se sigue luchando, pero no hay forma de hacer volver a las personas ni de ir de cacería de maleantes y mucho menos de quejarnos del sistema legal frente al mismo porque sólo perdemos tiempo y no ganamos ni un poco de consuelo ni de apoyo. Lo digo porque lo hemos intentado, así que no consideres que solamente son palabras al viento.

      Este blog nació en aras de reflexionar, la mayoría de las veces sobre temas literarios, personales o curiosos que llegan a mi de vez en cuando. Reflexiono yo e impulso a los que me leen a hacer también una reflexión junto conmigo.

      ¿Qué no es la finalidad de la reflexión el despejar la falta de interés de las personas? ¿Qué no es esa otra forma de ofrecer la vía a una solución, haciendo conscientes a las personas de su entorno? Dirás que ya lo saben, pero créeme que mucha gente no despierta hasta que se topa con cosas como esta, y por ello es que lo hago.

      Te digo todo esto por una razón: creo firmemente en que el inicio de un cambio se da con la manifestación de una inconformidad.

      Agradezco de antemano tu visita y tu comentario 🙂

      • Me parece perfecto y como comentaba a tu seguidor, esto fue una opinión, habrá que resaltar que si, soy un poco agresivo al escribir, no es ataque, aclaro, es una opinión, aun sostengo que la manifestación de cualquier inconformidad no debe ser de modo retrograda, siempre buscando que quien se manifieste merezca atención…

        Vive feliz

    • Excelente queja para alguien que dice “lo que hace falta no es quejarse”.

      La diferencia entre la expresión pública de una idea y la “grilla” es que en una hay argumentos y en la segunda hay pendejadas pretendiendo enlazarse en una idea.
      Exacto, el de la grilla fue usted.

      Honestamente me vale mucho pito su opinión, pero se vio muy pendejo “argumentando” una cosa y vomitando otra; y alguien debía decírselo.
      Lamento haber sido yo.

      P.D. Corrieron a “La CNTE” del Zócalo, no a “El SNTE”. Que bueno que está informado.

      • Jajajaja vos me das risa, tanto te ha valido pito que lo has mamado, has contestado y te ha enojado al grado que has buscado agredir y no, no es queja, veamos diferencias, es una opinión, aprendelo, que bueno hayas sido vos, al fin de este cuento, solo has hecho grilla sobre lo que repito, fue una opinión, disculpa que mi discurso no tenga la retorica suficiente…

        P.D. Gracias por el tiempo que me has dedicado, usted es un caballero de alta costura

    • También lamento haberle dado atención a semejante pendejada, pero usted comprenderá lo desagradable que debe ser entrar a leer un blog y encontrarse con… bueno, esta clase de mamadas.

      Como sea, gracias por leer mi respuesta.
      Buenas las tenga.

  2. Es increíble lo mal que estamos y lo asustados que vivimos, en verdad es una frustración tremenda, lamentablemente sólo contamos con nuestra “buena suerte” para librarnos de todo esto

  3. La inseguridad es un pequeño daño colateral del tremendo monstruo que es nuestro sistema económico. Es un fenómeno inevitable, ya que se deriva de la necesidad económica como de patólogías mentales realmente preocupantes.
    ¿Qué se puede hacer para acabar con ella?
    Nada, para ser honesto.

    Probablemente la educación (la única salida de los esperanzados) sea una alternativa muy viable, pero hay que echar un vistazo a los sectores más desprotegidos de la sociedad para darse cuenta que nuestras ideas pendejas desde nuestra privilegiada posición NO tienen de ninguna forma cabida en su muy dura realidad.

    Se puede hacer mucho para “evitar que te toque”, más no mucho se puede hacer para que pare este fenómeno. Entre la denuncia, la educación y la promoción de valores, tal vez podría estar nuestro “granito de arena”.

    • Gracias por leerme y compartir mis reflexiones a través de su portal. Si les gustó tengo una sección llamada “reflexiones aleatorias” que tratan diversos temas. Tal vez queden con el perfil de cosas que ustedes suelen compartir en su revista digital 🙂
      Saludos

      Luthiérzebeth

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s