Vida y trago tibio. Prólogo

Introducción

Quedamos en un café de tantos que hay escondidos por esta gran ciudad. Nos sentamos frente a frente, y pedimos cada uno su bebida predilecta. Él un café negro; yo, un té de menta bien cargado.

Para ser las once de la mañana el día está bastante avanzado. Han de ser las nubes grises que se arremolinan con avidez sobre toda la ciudad, ocultando el sentido del tiempo, mezclando horas, puntos cardinales, y la luz quemante de todos los días.

Hablamos de intereses mutuos, comentamos algunos videos sobre historias de terror que se nos han aparecido últimamente por la red, de cosas que nos hayan sucedido relacionadas a aquellos temas, pues nuestra fascinación por lo extraño es fervorosa. La de él dando un giro hacia el sentido maniaco de los que asesinan sin piedad, de los que sorprenden en las sombras; la mía, enfocada hacia todas y cada una de las cosas que parecen no tener explicación.

Pasado aquello, comentamos cosas sobre la vida cotidiana. Cosas que se nos figuran normales, cotidianas, y por ende mucho más complicadas. Semiguía en la mayoría de las ocasiones, hablo de muchas de las problemáticas que permanecen dentro de mi como nudos ahogados en hielo que, ni desaparecen, ni parecen poder resolverse, y queman y queman sin control.

Terminando la charla sobre mí, me sentí repentinamente atraída hacia la suya. Le pregunté sobre su historia, y el por qué de su extensa experiencia en problemáticas emocionales. Sonrió y me dijo simplemente: “mi vida es una larga historia”.

Curiosa, le invité a hablarme de aquella historia, aquella en la que “le ha costado lágrimas de sangre aprender a no salir lastimado”, y ha accedido a contarme y a dejarme relatarlo a través de este medio, con la esperanza de que aprendamos de su experiencia.

Tiene mucho que compartir, y yo tengo muchas ganas de escuchar y redactar lo que me cuente.
Se avecina una tormenta interesante…

20130204-172950.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s