Perdida

Volví a despertar pensando en aquella ilusión, en aquel sueño que ahora me envuelve de una forma casi sutil, esperando que no lo note.
Desperté pensando en su mirada, en su voz, en su andar tranquilo y siempre animado.
Hubiera podido extender mis sueños hasta el momento en el que sus labios se hubieran vuelto atrayentes a los míos, pero no lo quise.
Algo en mi, el lado racional de lo más irracional, detuvo mis impulsos, y me atrajo de nuevo hacia la cordura en la que siempre debo de mantenerme.
Yo me pregunto ¿De qué no sirven en este mundo los sentimientos, si al final para hallar plenitud necesitamos hacerlos a un lado?

¿Vale la pena? ¿No vale la pena? ¿Qué debo hacer?

Anuncios

Un comentario en “Perdida

  1. Expresar los sentimientos libera el alma del dolor o la enriquecen cuando se aclaran. Los sentimientos nos hacen verdaderamente humanos, no los rechaces, no los ocultes, sólo busca el mejor momento para que afloren en su plenitud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s