Sobre la edad….

Sobre la edad.

Guccio creía haber alcanzado la edad en que uno obra llevado por la razón. Sin embargo, a pesar de la arruga que se le marcaba entre las cejas, seguía siendo el hombre de siempre, con la misma mezcla de astucia y candidez, de orgullo y de sueños. Cierto es que los años cambian poco nuestro carácter y que no hay edad que nos libre de errores. Los cabellos encanecen más deprisa de lo que disminuyen nuestras debilidades.

Maurice Druon, La loba de Francia.

El viejo Tolomei casi no se movía de su lecho; las piernas no lo sostenían. La vida se va así; para uno es la oreja que se cierra; para otro, los ojos que se empañan o los miembros que dejan de moverse… El pasado cuenta por años; pero se emplean meses o semanas para hacer cálculos sobre el porvenir.
<>, pensaba el conde de Bouville mientras miraba la pera de la espaldera.

Maurice Druon, La flor de lis y el León.

20130916-185901.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s